Viaje a Croacia (I). Preparación

Según leí no hace mucho, uno de los primeros turistas fue Mark Twain, el creador de dos personajes inolvidables, Tom Sawyer y Huckleberry Finn y calificado por Faulkner como el padre de la literatura norteamericana. En un artículo de Luis Martínez, Turistas de nosotros, se mencionaba el primer tour organizado que ha conocido el mundo moderno, en 1861, y que fue descrito con su habitual humor por el escritor norteamericano en su libro Guía para viajeros inocentes. Ahí ya se decía una verdad que después se ha ido confirmando sin remisión: hacer turismo es y será la más gozosa de las pesadillas. Lamentablemente ya no hay viajeros, por mucho que algunos se nieguen a reconocerlo. Esos personajes, reales o imaginarios, que recorrían un mundo casi virgen, inexplorado en muchas ocasiones y que después lo contaban a sus coetáneos, plagados de aventuras y anécdotas (¿dónde están los Willy Fogg que daban la vuelta a mundo en 80 días o los Washington Irving que recorrían una Andalucía casi primigenia) han desaparecido. Desde 1841 con Thomas Cook o 1861 con Mark Twain, todos somos turistas.

La auténtica verdad de los viajes en verano, aquella que nadie quiere reconocer pero que todos sabemos, es que son insufribles. Aunque ya he dicho que casi nadie es viajero en el mundo actual, muchos quieren creer que todavía pertenecen o permanecen en un mundo ya perdido en que el asombro, la inocencia, la aventura o la novedad se encuentran en cada recodo del camino. Pero ya hemos perdido la capacidad de asombrarnos y la mayor aventura se esconde, seguramente, a la vuelta de la esquina.

Se dice que el turista viaja siempre en grupo y el viajero es un lobo solitario, que los primeros viajan para conocer nuevas culturas y paisajes diferentes en los que prefieren dedicar el tiempo a realizar cientos de fotos que luego comentarán con sus amigos (a los que les importa un bledo lo bien que te lo has pasado y las anécdotas que te han ocurrido y que a ti te hacen mucha gracia pero que a ellos lo único que les provoca es aburrimiento), en lugar de pasear despacio por las calles, salirse de las rutas trilladas, hablar con la gente, aspirar los olores que son característicos de cada lugar y apreciar sus diferentes colores, acentos, miradas y silencios. El turista quiere cambiar la monotonía de su vida diaria por la monotonía de las estaciones de autobús, de los aeropuertos, de las multitudes que pasean por los mismos lugares, visitan los mismos monumentos y comen los mismos platos preparados en restaurantes que tanto podrían estar en Estambul como en un pueblo de la Patagonia. El viajero prefiere buscar y encontrar su propio camino, el turista aprecia la seguridad que le proporciona el grupo, la experiencia de los demás, la tranquilidad de lo ya vivido y experimentado por otros, la comodidad. El viajero nunca se acomodará. Y por eso ya casi nadie es viajero, porque ya todo está vivido y contado y experimentado. Ya no hay caminos ni paisajes desconocidos o por descubrir. Y en la actualidad todos los viajes son cómodos y seguros (no me refiero, claro, a los que huyen de las guerras o del hambre) aunque se hagan andando y con mochila.

Ya es hora de entrar en materia. Quiero aclarar que yo he sido siempre un turista y no un viajero, a mucha honra. Aunque muchos de mis viajes no han sido en grupo ni organizados por agencias, he buscado siempre lugares conocidos, con gente, ciudades y también paisajes, puestas de sol, playas o pueblos recónditos, naturaleza pero civilizada. No me busquéis en el desierto ni en el Amazonas. Me dan miedo los animales salvajes y los insectos y soy alérgico a las picaduras de mosquitos. Así que si sois aventureros seguramente este artículo sobre mi experiencia en Croacia os aburrirá, por lo que os recomiendo que no sigáis leyendo y cambiéis de página.

Resultado de imagen de mapa croacia

Preparación del viaje.

Por esta vez, y sin que sirva de precedente, el viaje no lo organicé yo, sino mis amigos Jesús y Juan Esteban (yo estaba de viaje en Galicia y, después, pasando unos días en Rota por lo que no podía dedicarme a esos menesteres). El primero se dirigió a una agencia de viajes, pidió información sobre circuitos para conocer Croacia y, después de un par de reuniones, se decidió contratar uno denominado Gran Tour de Croacia, 8 días y 7 noches visitando de norte a sur cuatro zonas del país: Región de Opatija, región de Zadar, región de Split y Dubrovnik (es decir, península de Istria y Dalmacia). El segundo se encargó de los viajes en tren de Sevilla a Madrid ida y vuelta y del hotel donde nos alojamos el día de regreso. Lo que menos me gustó fueron los días elegidos: del 21 al 28 de agosto, pues me temía, como así ocurrió, que nos íbamos a encontrar con millones de turistas como nosotros. En régimen de todo incluido (menos la cerveza o el vino, como se comentará más adelante), lo primero que hicimos, como corresponde a personas que les gusta preparar los viajes, fue buscar información sobre el país. Google y la Wikipedia no tienen precio para estas cosas. La primera curiosidad, si se observa el mapa, es su forma: unos dicen que se parece a un dragón y otros a un caballito de mar, cada uno que se apunte a lo que quiera. En cuanto a tamaño es más pequeño que Andalucía y un poco más grande que Aragón; en concreto tiene una extensión de 56 594 km², incluidas las más de mil islas que se ubican frente a la costa en el Mar Adriático. Esa es una de las cosas que más me llamó la atención; cuando recorrimos el país en autobús, casi siempre junto al mar, en pocas ocasiones se podía ver el horizonte marino ya que era tapado por las islas y dando la impresión de que era un continuo, enorme y alargado estrecho que separara dos continentes.

Croacia es miembro de la Unión Europea desde el 1 de julio de 2013 pero no se encuentra dentro del espacio común europeo de régimen Schengen. Sin embargo, los ciudadanos españoles podemos entrar en Croacia con pasaporte o con un DNI vigente para estancias inferiores a 90 días. La validez del pasaporte o del documento nacional de identidad debe cubrir toda la duración de la estancia prevista en Croacia.

La moneda local es la kuna que se cambia, dependiendo de las zonas, a 0,14 euros. Eso en el mejor de los casos. Como nosotros utilizamos la tarjeta EVO, cuando retirábamos en un cajero 1000 kunas, al cambio eran 140,11 euros. Pero si cambiáis euros en hoteles o establecimientos de cambio, lo habitual es que por 100 euros os den 680 kunas, por lo que recomiendo que, siempre que se pueda, se pague con tarjeta en la moneda local.

En cuanto a la comida, como la mayor parte de las veces era ya contratada por la agencia, sólo diré que comimos mucho pollo, ensaladas y poco pescado. La cerveza es muy buena, o por lo menos a mi me gustó. La más conocida es la Ozujsko. Los precios no son baratos, pensando que el nivel de vida es bastante inferior al español. Para que os hagáis una idea, en el enlace siguiente podéis encontrar los precios de los artículos más comunes: precios en Croacia 2017.

Resultado de imagen de cerveza tipica de croacia

No voy a recordar aquí las vicisitudes de la guerra de independencia croata, que ocurrió no hace demasiado tiempo (realmente terminó en 1995), pero sí advertiré de que a lo largo del viaje tanto Katja, la guía que nos acompañó desde el primer momento, como el resto de guías locales, la mencionaron con frecuencia. Y en algunas zonas todavía se dejan ver las consecuencias.

Si vais a visitar este precioso país os recomiendo, entre otras páginas y foros la Guía de Turismo de Croacia, la guía de Lonely Planet y el foro de losviajeros.com. Otra guía que me gusta bastante es la de turistaloserastu.es.

Seguiré en próximas entregas.

 

 

 

 

Anuncios

3 comentarios en “Viaje a Croacia (I). Preparación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s