Diario del coronavirus (IX). Diez últimos días de mayo

El final de mayo parece una película de terror o de arte y ensayo, no puedo definirme. Aunque parece que estamos siendo capaces de controlar la pandemia (a pesar de los saltos adelante y atrás, de los bailes en las cifras debido a los continuos cambios de criterio en la contabilización de muertes y de contagios), la política y la economía van por otro lado. Los políticos deben de ser una raza especial (esto no es políticamente correcto, ya que sólo hay una raza, pero es para que se pueda entender) puesto que no les afecta la realidad, el enorme sufrimiento que padece la ciudadanía. En lugar de dedicar el cien por cien de su tiempo y de su esfuerzo en encontrar soluciones y remedios para salir lo mejor posible de esta situación, ellos se dedican a insultar, a lanzar exabruptos, a poner zancadillas, a mentir o a decir medias verdades, a ocultar su ineptitud que es, en definitiva, lo que están demostrando. Los ciudadanos estamos esperando de los partidos que critican al Gobierno que expliquen a las claras qué y cuándo habrían hecho ellos en su lugar y cuáles son las propuestas, las alternativas que tienen de cara al futuro. Pero a lo único que se dedican es a realizar una crítica vacía de contenido, porque, casi con toda seguridad, no saben qué hacer. No nos merecemos esto. Y luego querrán que los ciudadanos actuemos con responsabilidad. A final de mes Pedro Sánchez logra convencer a PNV y a ERC de que se abstengan o voten a favor de la prórroga del Estado de Alarma. A este hombre hay que reconocerle una gran capacidad para salir de situaciones difíciles.

En cuanto a la crónica de lo sucedido estos días, primero fue el pacto entre PSOE, Podemos y Bildu, sin decir nada a otros partidos que apoyan al Gobierno (PNV, por ejemplo, ahora que Euskadi está a las puertas de unas elecciones); después a Marlaska se le ocurre montar un pollo con la destitución o la dimisión por simpatía de la cúpula de la Guardia Civil, dando explicaciones no demasiado convincentes. Más adelante la sesión de control del Gobierno que pasará por ser una de las más bochornosas y lamentables de nuestra democracia. Item más, la cascada de cierres totales o parciales de empresas que llevan al paro a miles de trabajadores (Alcoa, Nissan, Ryanair). Pero los políticos, a lo suyo. Menos mal que el Gobierno ha puesto un poco de cordura y ha aprobado el ingreso mínimo vital para aquellas familias más desprotegidas y que peor lo están pasando durante esta pandemia. La medida aliviará la situación de unas 850.000 familias.

Fuera de nuestros países la pandemia sigue fuera de control en muchas zonas, sobre todo en América, además de repuntes en el sudeste asiático. En Estados Unidos, por si fuera poco lo que tienen encima, un policía mata a un hombre negro, George Floyd, en Minneapolis poniéndole una rodilla en el cuello y asfixiándolo. Altercados y saqueos en muchos lugares del país y Trump, como siempre, echando gasolina al fuego con sus tuits.

22 de mayo de 2020

Las estadísticas de la pandemia en España vuelven a la senda de los fuertes descensos en vísperas de que el Gobierno avance en la desescalada. Pero las cifras conocidas este jueves, en realidad, no valen de mucho porque Cataluña no notificó sus casos, distorsionando toda la estadística nacional en un momento clave en el que Sanidad esperaba conocer el estado real de esa comunidad y del resto del país. Así las cosas, y a falta de los datos de la Govern, los decesos en las últimas horas fueron 48. Hay que remontarse al jueves 12 de marzo, dos días del confinamiento del país para encontrar una cifra menor.

Se confirma que Madrid y Barcelona pasan a la Fase 1 de la desescalada. Coincidiendo con ello, ambas zonas reportan positivos no contabilizados antes.

23 de mayo de 2020

Pedro Sánchez, presidente del gobierno, afirma que se permitirá el turismo extranjero a partir de julio. Se aprueba el ingreso mínimo vital. Se desarrollan manifestaciones en coche contra la gestión del gobierno, convocadas por el partido Vox.
Llevamos ya varios días con mucho calor. ¿Se hará realidad aquella previsión que pronosticaba que el calor casi acabará con el Covid-19? Eso se verá en una o dos semanas, sobre todo en las provincias en las que el calor aprieta como si estuviéramos en pleno verano.

24 de mayo de 2020

Muchas CCAA exigen no premiar a Bildu y ERC en la reconstrucción y, además, esperan salir del estado de alarma en pocos días. Por otro lado, tras las últimas propuestas del Gobierno, se espera que la sanidad primaria, el primer muro contra el Covid-19, sufra un colapso cuando venga un segundo brote.

25 de mayo de 2020

Sanidad rectifica la cifra total de fallecidos: elimina casi 2000 y sitúa el número de muertos en 26.834. En las últimas 24 horas se han producido 132 nuevos contagios, una cifra que muestra un claro descenso en la curva. Con esos datos, el número total de contagiados desde que comenzó el recuento es de 235.400 casos confirmados de Covid-19, de los que 122.439 pacientes han sido hospitalizados.

La vía sueca contra el coronavirus, que no acertó demasiado en la lucha contra la pandemia, tampoco acierta en lo económico: la caída del PIB puede llegar al 10% y la tasa de desempleo podría alcanzar el 13%. No es un consuelo, pero se puede comprobar que ninguna de las recetas que se han puesto en practica en Europa es totalmente eficaz. Quizás los casos de Grecia o de Portugal sean una excepción.
Otro lío a la vista: El Ministro de Interior, Marlaska, cesa al jefe de la Guardia Civil en Madrid que investigaba la marcha del 8M por “perdida de confianza”. PP, Ciudadanos y Vox se frotan las manos y ya piden la comparecencia del ministro en el Congreso. La juez cita a declarar como imputado al delegado del Gobierno en Madrid por la marcha del 8M.

26 de mayo de 2020

El lío de Marlaska va en aumento. Ahora dimite el número dos de la Guardia Civil tras el cese de Pérez de los Cobos. El informe que ha causado todo el jaleo, el que se envió a la jueza sin antes ser visto por Marlaska, asegura que el Gobierno era consciente del peligro que suponían las manifestaciones. Dicha juez del 8M envía un escrito a Interior para advertir de que la Guardia Civil sólo debe informarle a ella. La oposición está frotándose las manos. ¿Habrá dimisiones en el Gobierno? ¿Llegará Pedro Sánchez a comerse el turrón en Navidad? No quiero ni pensar que se celebren pronto nuevas elecciones. Después de lo que estamos pasando, el cuerpo no está para estos trotes.

Por otro lado, existen muchas dudas sobre cómo se contabilizan los contagios y las muertes. Se han producido muchos cambios de criterio y esto deja perpleja a la ciudadanía, a los expertos, a los medios de comunicación. Si hace unos días se había elevado la cifra de contagios y de muertos, debido, según parece, a problemas con la contabilización de Cataluña, ahora ha sido al revés: de una tacada han “desaparecido” casi dos mil muertos. Esta situación está deteriorando la figura de Fernando Simón, que es cuestionado en muchas instancias. Y también en determinados países, que ven con suspicacia lo que aquí ocurre y pueden poner trabas a que sus ciudadanos hagan turismo en nuestro país.

27 de mayo de 2020

El comienzo de los diez días de luto decretados por el Gobierno no podía empezar de peor manera. El Congreso de los Diputados vive en una realidad paralela, cada vez más alejado de los problemas reales de los ciudadanos. No importan los muertos, los contagios, el abismo del paro galopante, de la desaparición de empresas. Sólo importa, ahora, las destituciones en la Guardia Civil, como si en ello nos fuera la vida. Con esta oposición, el PSOE no tendrá problemas para mantenerse en el poder, porque los ciudadanos ven a un Gobierno que, aunque con fallos y errores, está intentando buscar salidas, aunque algunos piensen lo contrario. Lo vivido hoy en la sesión de control al Gobierno, con los ataques a Marlaska, los insultos de Álvarez de Toledo a Pablo Iglesias (“usted es el hijo de un terrorista”), las intervenciones de Teodoro García Egea y de Vox… Siento vergüenza por lo que estamos presenciando. No nos merecemos a unos políticos que están dando un ejemplo tan lamentable. ¿Dónde están las propuestas para intentar levantar el país? ¿Qué hay de la famosa Comisión de Reconstrucción? El hemiciclo se parece cada vez más a un circo, pero no al de leones, payasos y acróbatas, sino al circo romano, con gladiadores que esperan degollar al contrario.

Mientras tanto el baile de cifras y los cambios de criterio en la contabilización de muertes y contagios impide que se pueda hacer, o que yo pueda hacer, un análisis estadístico. La curva se ha convertido en una montaña rusa, en la que aparecen y desaparecen contagiados y fallecidos como si asistiéramos a un espectáculo de magia. El Gobierno ha aprobado ya cinco formas diferentes de contabilizar los casos en el estado de alarma. Según se explica desde el Ministerio de Sanidad, lo que se persigue es utilizar indicadores cada vez más cualitativos y fiables. Será eso. Pero Sanidad vuelve a corregir la cifra total y la sitúa 27.118 fallecidos, 39 en la última semana. Por otro lado, la actualización del Sistema de Monitorización de la Mortalidad diaria (MoMo), dependiente del Centro Nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), ha aflorado 13.250 decesos que aún no se habían incluido hasta ahora por los retrasos en los registros civiles durante los peores momentos de la pandemia., lo que es un dato preocupante y quizás nos acerque a la cifra real de muertes, unas 43.000 debidas, de forma directa o indirecta, al Covid-19.

28 de mayo de 2020

Nissan cierra su planta de Barcelona, casi 3.000 puestos directos a la calle y muchos más indirectos también afectados. Alcoa, fábrica de aluminio en el norte de Lugo, también anuncia un cierre parcial, con 500 despidos, Ryanair recortará plantilla y sueldos en España… Noticias desalentadoras que muestran el problema más importante, después del sanitario, que tenemos en nuestro país: la desaparición de empleos y el enorme incremento de parados.

Sanidad notifica un muerto más que ayer y 38 fallecidos en la última semana. Con la continua revisión de datos, las cifras diarias están dando saltos. Resumiendo: afectados desde que estalló la pandemia, 237.906; fallecidos, 27.119 y el número de curados, 150.376.

Hoy prefiero no informar nada sobre política. He enviado metafóricamente (qué más quisiera yo que poderlo hacer en realidad) a los políticos al rincón de pensar, aunque esta debe ser una actividad a la que no están acostumbrados.

29 de mayo de 2020

El Consejo de Ministros de hoy ha aprobado el ingreso mínimo vital para 850.000 hogares en extrema pobreza, agravada por la pandemia. Es una de las políticas más ambiciosas de la historia de España. Siguen los ecos de la sesión de control al Gobierno del miércoles: Aznar apoya a Álvarez de Toledo y Feijóo dice que fue un error perder los papeles; supongo que eso serán las distintas sensibilidades dentro del PP.

Los casos de contagios y de fallecidos por coronavirus siguen a la baja: Fernando Simón informa de que en las últimas 24 horas se han registrado 184 nuevos casos (de los que 61 han sido comunicados por Madrid y 47 por Cataluña) y dos muertes. Aunque las curvas de contagios y fallecidos están claramente en descenso, el doctor Simón avisa de que hay que ser muy prudentes pues en algunos lugares se están produciendo repuntes. También confirmó que hay 51. 482 sanitarios contagiados, el 85% dados de alta, y 63 fallecidos. Las cifras totales en nuestro país son: 238.564 contagiados, 27.121 fallecidos y 150.376 recuperados (no me cuadran los contagios con los datos del día anterior, pero es lo que hay).

30 de mayo de 2020

El Gobierno consigue que ERC se abstenga en la próxima votación sobre la prórroga del Estado de Alarma por 15 días. Se comprometen a que ésta sea la última prolongación y a gestionar la desescalada con el Govern de la Generalitat. Según algunos medios, Sánchez cede a Catalunya la gestión del ingreso mínimo vital a cambio de la citada abstención.
Los contagios por coronavirus repuntan: 271 casos en 24 horas, la mayoría en Madrid y Barcelona (95 y 88 casos, respectivamente). Sanidad comunica también cuatro muertes en 24 horas y 43 en la última semana. Un caso muy llamativo ha sido el del príncipe Joaquín de Bélgica que, con Covid-19, se saltó la cuarentena e infectó a 30 personas en una fiesta en Córdoba. Esto se soluciona metiéndolo en la cárcel y después con un intercambio del príncipe por Puigdemont. Así de fácil.

31 de mayo de 2020

El presidente del Gobierno, todos los domingos por la mañana desde que se implantó el Estado de Alarma, se entrevista mediante videoconferencia con los presidentes autonómicos. En ella les explica cuáles son planes del Gobierno y les pide opinión. Pocas veces se ponen de acuerdo y en la mayoría de las ocasiones, las peticiones autonómicas son desmesuradas o poco razonables. Cada uno va a lo suyo y suele primar el egoísmo, el sálvese quién pueda o a ver quién saca más tajada. La mayor parte de las ocasiones, los presidentes autonómicos se dedicaban a solicitar cambiar de fase antes de tiempo, a pedir más material o a criticar la labor del Ministerio de Sanidad. En esta ocasión, cuando parece que Sánchez va a solicitar por última vez la prórroga del Estado de Alarma, el presidente les ha comunicado que en la Fase 3, las comunidades van a ser la última autoridad y el Estado se limitará a controlar la movilidad de los ciudadanos. Por otro lado, varias comunidades (Madrid, Andalucía, Galicia, la Comunidad Valenciana, Aragón, Cantabria y Castilla y León) piden gestionar el ingreso mínimo vital que aprobó el último Consejo de Ministros. Esa gestión ya está aprobada para el País Vasco y Navarra.

Sigue la desescalada con un buen rumbo: bajan a 96 los nuevos contagios por coronavirus, con dos muertes notificadas en las últimas 24 horas. El número total se casos se eleva a 239.429, 198 más que el recuento del sábado y el de muertos a 27.127. El problema es que sigue el baile de cifras, pues se revisan los datos acumulados de casos y fallecidos con coronavirus, lo que provoca saltos diarios en las cifras. Lo que sí está claro es que la mitad de los casos que se producen últimamente en España se producen en Madrid y en Cataluña. Curiosamente, es la presidenta madrileña, Ayuso, una de las mas beligerantes para que su comunidad pase de fase. Lo mejor de todo es que la curva de fallecidos mantiene la tendencia descendente y los pacientes que han superado la enfermedad superan ampliamente a los nuevos contagiados: el 18 de mayo, el último que Sanidad ofreció datos de recuperados, se notificaron 800 altas, de forma que el número de curados asciende a 150.376, esto es, el 62,8% de quienes han contraído el SARS-CoV-2.

Coronavirus España: última hora y noticias en directo hoy

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s